boda

Boda

Muchas parejas me preguntan cuál es el proceso a la hora de organizar su boda conmigo. En esta sección “¿Cómo se organiza una boda?” voy a contarte cuál es el procedimiento desde el momento en el que contactas conmigo hasta que llega el gran día! ¿Empezamos?
CONTACTO CON LOS NOVIOS
En el momento que recibo su email o llamada lo primero que haré es mandarles un pequeño y sencillo cuestionario, donde abordamos cuestiones relacionadas con ustedes como pareja, cómo han imaginado vuestra boda, número de invitados, si tienen contratado algún proveedor hasta el momento, etc. Este cuestionario nos ayuda a preparar nuestra primera reunión conjunta. A ustedes también los ayudará, ya que les plantearé dudas y servicios que quizás no hayan contemplado o sencillamente desconozcan. Una vez nos devuelvan ese cuestionario, concertaremos una cita con ustedes
NUESTRA PRIMERA CITA
Éste es el momento de hablar de detalles. Tendré infinidad de preguntas que hacerles y ustedes también probablemente. Trataremos muchos temas como el tipo de ceremonia, lugar de celebración, si quieren decoración, que presupuesto aproximado manejan para toda la boda, si tienen algún proveedor contratado, qué servicios nuevos están interesados en contratar y un larguísimo etc. Y lo más importante, esta reunión nos dará la oportunidad de conocernos y saber si estamos en la misma dirección, algo muy importante ya que seré una extensión suya desde el momento en el que me den el sí quiero hasta que llegue el día de vuestra boda. Para mi esta reunión es vital, ya que con toda la información que aporten realizaremos un presupuesto aproximado con el que empezaremos a trabajar. Pero, ¿qué ocurre si viven fuera o sencillamente no tienen tiempo? No son los primeros, de hecho es lo habitual. La mayoría de las parejas pasan por lo mismo, como wedding planner mi principal objetivo es hacerles las cosas más fáciles. Trabajaremos principalmente por email, whatsapp, vía mensajes si así lo prefieren para evitar ocupar su tiempo con visitas, citas y cosas por el estilo. Si este es su caso, haremos visitas por ti y te enviaré fotos, explicaciones, condiciones, etc. y te daré mi opinión como profesional para que no dudes a la hora de tomar decisiones.
PRESUPUESTO
Ahora es el momento de diseñar la boda de sus sueños! Cogeré todas esas ideas que tienen rondando por la cabeza, las ordenaré y las ataremos unas a otras para que configuren la boda que siempre han soñado! Y ahora viene una de las grandes preguntas “¿cuánto nos va a costar nuestra boda?”. Respuesta: lo que quieran ustedes. Les pediré una cantidad total y trabajaremos sobre ella para crearles un presupuesto previo.
Este presupuesto no tiene carácter vinculante, es solo una aproximación, ya que probablemente todavía no estén seguros del catering que elegirán, cuál va a ser su fotógrafo o qué regalos quieren hacer a sus invitados. La única cifra que cerraremos al 100% son mis honorarios. No quiero manteneros en vilo! El resto de servicios tiene que concretarse más adelante. Se podrán eliminar, agregar, buscar alternativas más baratas o por el contrario invertir algo más en eso que es tan importante para ustedes. En definitiva, este presupuesto nos servirá como punto de partida a la hora de valorar dónde quieren que vaya su dinero.
Pueden consultar mis honorarios en ésta sección. Quizás les parezca una cantidad elevada, pero les aseguro una satisfacción total! Una wedding planner es la mejor inversión que pueden hacer cuando deciden casarse! Además no tienen que pagarme el 100% de mis honorarios desde un principio. Les daré facilidades de pago ya que soy más consciente que nadie del esfuerzo económico que supone celebrar una boda. Ahora, ¿Les convence lo que les propongo? Pues vamos allá! Como buena profesional les facilitaré un contrato con todos mis datos y condiciones que les servirá para asegurarse de que todo va a ir sobre ruedas! Además de un regalito. Un detalle que regalo a mis parejas más especiales! Mi Agenda! con todo lo que necesitas saber y montones de consejos que te ayudarán en la organización de su boda en conjunción conmigo.
AHORA, VAYAMOS CONCRETANDO
Desde este momento comienza nuestro viaje juntos. La Agenda! les servirá como hoja de ruta en la que repartiremos las tareas y el fechas en que deben realizarse. Por ejemplo, en los primeros meses tendremos que cerrar la fecha de la boda, el lugar de celebración, etc. Más adelante buscaremos fotógrafos, DJ… y al final, pensaremos en la decoración, regalos para invitados, etc. De esta manera controlarás en qué momento nos encontramos, qué falta por contratar y que tenemos ya cerrado.
Les iré proponiendo los proveedores que más se ajusten a sus necesidades. Una vez den su aprobación, concertaremos citas con ellos en caso de ser necesario, a las que podrán venir o no, según les apetezca. Para mí es imprescindible trabajar con proveedores serios, fiables y con buena reputación, así que siempre que te proponga a alguien podéis dar por hecho que no los decepcionará el día de vuestra boda!
En cuanto al presupuesto, éste es calculado en una hoja de cálculo que iremos actualizando cada vez que concretemos precios con los proveedores de la boda o se produzca cualquier cambio. Les informaré cada vez que haya que adelantar un pago en concepto de fianza, de qué servicios se han pagado o cuánto falta por pagar, de si hemos superado el presupuesto inicial o si por el contrario todavía tenemos margen. Añadiremos todo lo que se les ocurra a última hora y eliminaremos lo que finalmente no les interesa. Al tener un control continuo sobre la suma total de los costes de tu boda sabrás en todo momento si estás por encima del límite, si todo va bien o si van holgados.
Y LLEGÓ EL GRAN DÍA!
Puede que hasta este momento se hayan preguntado en alguna ocasión, “¿realmente mereció la pena contratar una wedding planner?, no los veo trabajar!”. Bien, pues este es el momento en el que más van a valorar haber contado conmigo desde un principio! Probablemente hayan dormido pensando solo y únicamente en ese momento que tanta ilusión les hace. Porque el fotógrafo ya sabe dónde ir y a qué hora, al igual que la peluquera y la maquilladora. El coche ya habrá llegado para recogerte. Las flores estarán en la iglesia. Los asientos reservados para los testigos. El catering ya se está preparando. Y un larguisísimo etcétera de cosas que van a funcionar porque hay dos personas como mínimo ocupándose solo y exclusivamente de que todo vaya sobre ruedas mientras ustedes están a lo que tienen que estar: celebrar vuestro amor. Disfrutar de tu familia y amigos, Ustedes se ocupan de ser los Novios, Yo me ocupo de todo lo demás!